Un blog didáctico sobre el Sistema Renal. Proyecto de alumnos del 2do semestre de medicina de la UABC.

martes, 25 de mayo de 2010

Reabsorción tubular

La reabsorción tubular es un proceso que ocurre en los túmulos proximales y distales de las nefronas por el cual una gran cantidad del filtrado del plasma que ocurrió en el glomérulo es reabsorbido hacia los tejidos y la circulación con consumo de energía.

En el túbulo proximal (o nefrona proximal), se reabsorbe el 67% de sodio, la mayor parte del agua, los iones cloruro y potasio y muchos nutrientes como glucosa y aminoácidos. Mientras que el sodio se reabsorbe por transporte activo, el agua, el cloruro y otros solutos son reabsorbidos por difusión en una proporción similar a la del Na+. Así cerca del 75% del filtrado se reabsorbe antes de llegar al asa de Henle. El resultado es un líquido tubular que es isosmótico respecto al plasma y líquidos intersticiales.

En las células que componen el tubo de la nefrona hay transportadores activos de Na+, el Cl- difunde pasivamente por el gradiente de potencial, que captan las sustancias de la orina para pasarlos por la membrana basal a los capilares (la membrana apical da la luz del tubo de la nefrona y la basal da al líquido intersticial). En el líquido intersticial se concentran todas las sales, mucho con lo que debido a la difusión se llena de agua. Después esto es reabsorbido por los capilares. Antes de llegar al asa de Henle, el filtrado glomerular se ha reducido en 1/4.

En la rama descendente del asa de Henle las células son poco especializadas al igual que ocurre en la rama ascendente. En este lugar no hay transporte activo casi y sólo se filtra agua debido a que es muy permeable, así, la orina se hace más diluida (Hipotónica).

En el segmento delgado de la rama ascendente del asa de Henle, no es activo en el transporte de sales, siendo, sin embargo, muy permeable a ellas (Na+ y Cl-). Su permeabilidad al agua y a la urea es muy baja.

En el segmento grueso de la rama ascendente sí hay transporte activo de Na+ y Cl-, desde el tubo hasta el espacio intersticial externo y tiene una permeabilidad muy baja al agua. Como resultado de la reabsorción de NaCl, el líquido que llega al túbulo distal es aproximadamente hipoosmótico en relación al líquido intersticial.

En la nefrona distal hay transporte activo de Na+ para reabsorberlo al igual que se reabsorben Cl- y HCO42- y se secretan K+, H+ y NH3 hacia la luz del tubo. Al bombear sales fuera del túbulo, les sigue el agua pasivamente.

El tubo colector es permeable al agua por lo que el agua fluye de la orina diluida al líquido intersticial que esta más concentrado. También se reabsorbe NaCl por transporte activo, y es impermeable a las sales.
En el segmento medular interno hacia su extremo final es muy permeable a la urea para que se pueda secretarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada